»

Mi Aventura Académica

La tecnología ha cambiado todo lo que nos rodea. Hoy en día, puedes hacer casi todo digitalmente, incluyendo estudiar, hacer amigos, hablar, conocer gente, etc. Pero creo que una cosa nunca puede ser reemplazada digitalmente, y esa es la sabiduría de estudiar en el extranjero en un nuevo país y estar lejos de tu país de origen.

Las mejores cosas que me ha enseñado mi experiencia de estudio en el extranjero
La tecnología ha cambiado todo lo que nos rodea. Hoy en día, puedes hacer casi todo
digitalmente, incluyendo estudiar, hacer amigos, hablar, conocer gente, etc. Pero creo
que una cosa nunca puede ser reemplazada digitalmente, y esa es la sabiduría de
estudiar en el extranjero en un nuevo país y estar lejos de tu país de origen.


Soy Doménica Rivadeneira estudiante de Odontología de la Universidad de Buenos
Aires en Argentina. Solía pasar mis días soñando con estudiar en el extranjero, haciendo
tableros de visión y viendo fotos en redes de amigos estudiando en el extranjero. Sin
embargo, tomó un tiempo hasta que convertí todos mis sueños en realidad. Mudarme
de un país en el ecuador a un país que me enseña muchas cosas, pero estas son las 4
cosas principales que aprendí de mi experiencia como estudiante en el extranjero.


Comprender mejor mi país
Nacer en Ecuador y vivir casi 17 años, me enseñó grandes habilidades y herramientas de
vida para no quejarme y pensar que la sopita que hace mi abuelita es una sopa de pollo
para el alma. Estar en el extranjero me ha dado la oportunidad de ver que ningún país
del mundo es perfecto. Y mi país tiene muchas cosas positivas que he aprendido a ver y
de lo que me siento orgullosa, ¡100% Quiteña!


El frío del que antes me quejaba en casa, se convirtió en algo que añoraba en época de
verano y no hablemos cuando empezó el invierno me hacía falta el abrazo de mi mamá,
ese abrazo que solía resentir y evitar, puede en ciertas situaciones ser un salvavidas para
un vecino solitario. Mi cultura quiteña en Argentina, que de alguna manera era
agotadora de seguir, se convirtió en un apoyo necesario para mí al enfrentar los desafíos
de la vida individualista. Todos estos desafíos me recordaron a las personas que han
estado allí durante mis mejores y peores momentos de la vida.


Una comprensión mucho más profunda de las perspectivas de otras culturas
No se trata solo de apreciar tu país de origen, una de las partes más sorprendentes de
estudiar en el extranjero es hacer preguntas y adoptar algunas de las formas de pensar
de una nueva sociedad.


Mi ejemplo favorito de cuando estudiar en el extranjero cambió por completo mi
perspectiva y me hizo cambiar mis creencias es el tema de la privacidad. Solía ser un
extrovertido a tiempo completo, en Internet y en la vida real. Nunca había pensado en
cómo la cultura individualista puede otorgar a las personas todos los derechos de su
privacidad y espacio personal. Fue algo nuevo para mí y lo veo actualmente como uno
de los beneficios completos que obtuve al estudiar en el extranjero: comprender mi
propia privacidad y la de otras personas.


Veo viajar de una manera nueva
Mi viaje fue física y mentalmente agotador. No me malinterpreten. Todo fue fantástico
y una verdadera revelación que me llevó a una forma diferente de ver el acto de viajar.
Aprendí la importancia de la gestión hotelera y turística. Aprendí que, al ser turista, es
importante comprender las perspectivas y necesidades locales. Y lo más importante,
descubrí que cuando realmente te tomas el tiempo para comprender el país en el que
estás, puedes encontrar una forma de vida completamente nueva. Eso es emocionante,
pero también es un desafío.


Aceptando las diferencias de las personas
Cuando estudias en el extranjero, lo primero que puedes notar son las muchas
diferencias entre las personas. Pero de una manera extraña, también comienzas a ver que
todas estas diferencias también son universales: las personas en muchos aspectos son iguales en todas partes. Estudiar en el extranjero te brinda la oportunidad de comprender realmente a las personas de diferentes orígenes culturales y cuando haces amigos, aprendes a abrazar las perfecciones de las personas junto con sus defectos.


Esta bendición de conocer a muchas personas de muchos orígenes culturales me enseñó
a comprenderme mejor a mí mismo y la importancia de profundizar mis habilidades sociales para prosperar en cualquier situación. Además de las habilidades duras que obtuve al estar en una universidad internacional, creo que todas estas experiencias invaluables han agregado muchas perspectivas y valores nuevos a mi desarrollo personal.


¿También tienes un sueño de estudiar en el extranjero?
Puedes comenzar a buscar el programa de sus sueños en el lugar de estudio de tus sueños
en el extranjero ahora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *